Claustro de San Juan de Duero


Monasterio Hospitalario de San Juan de Jerusalén, construido entre los siglos XII y XIII, alberga uno de los claustros más singulares del arte Románico.


En el siglo XII la Orden de los Hospitalarios de San Juan se instaló aquí reformando una pequeña iglesia románica que ya existía y levantando el resto del monasterio.


El claustro, de principios del siglo XIII, es la única dependencia monacal que queda y uno de los más originales del románico español por la variedad e influencias  románicas.


Arcos apuntados de herradura, arcos entrelazados y arcos secantes.


Los chaflanes, con clara influencia árabe, están rematados con arcos califales. No mantiene la techumbre, lo que le hace más original.


En 1882 fue declarado Monumento nacional


Horario de visitas:  
Del 1 de octubre al 30 de junio: de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas.  
Del 1 de julio al 30 de septiembre: de  10:00 a 14:00  y de 17:00 a 20:00
Domingos tarde y lunes excepto festivos y víspera de festivos cerrado.


Precio de la entrada normal 0,60€; reducida 0,30€. Sabados y domingos gratuita.

2 comentarios:

  1. EVOCACIÓN A UN RECUERDO

    Desde esta Soria inmortal,
    hacia estos áltivos arcos,
    quisiera hacer revivir
    y ayudarte a construir
    las moles que el viento asola,
    es arte que el hombre añora
    por afán de conseguir
    y en su vuelo competir
    al águila que sola implora.
    Arcos míticamente lazados
    haciendo gala al ayer,
    y al hoy adormecer
    por el arte que brindaís.
    ¿Qué mensaje vos nos tráeis?
    ¿Qué vida nos preservais?
    Numancia celosa calla
    al no poder ofrecer,
    al mundo tan noble talla.

    No son sino fortalezas,
    sin techo ni guarnición,
    testigos de una invasión
    para un pueblo perpeturar,
    y en su haber acumular
    arte, idioma y poder.
    Tanto el hombre quiso hacer
    en el rápido descender,
    dejo las sombras triunfar.

    Gime el viento entre los álamos,
    llantos que son melodías,
    que el Duero contempla
    tarde y noche, día a día.

    Sombras en la soledad,
    delatan lugar extraño
    mil riquezas olvidadas
    por este mundo tacaño.

    Recuerdos con añoranza,
    Fé que nunca declina
    arcos que no se doblegan
    ante una vida mezquina;

    No suspiran, no se quejan
    ya no añoran juventud,
    sólo se van derribando.

    ResponderEliminar
  2. LOS ARCOS DE SAN JUAN DE DUERO

    Al abrigo de los ciervos
    de unas tapias el calor,
    frios como la fría muerte
    dormitan allende inertes
    Los Arcos de San Juan de Duero.
    El Duero en cuclillas pasa,
    no quiere romper tu encanto
    la noche celosa y canta
    lleva la paz en su manto
    desde esta Soria inmortal.

    ResponderEliminar

Deja un comentario dando tu opinión sobre el blog. Gracias